martes, 9 de febrero de 2010

14 de febrero


Resulta que el 14 de febrero de 2010 (además de esa festividad tan vuestra), se celebra el año nuevo tibetano. Y es que en el calendario lunar tibetano, este día señala el comienzo del Año 2137 del Tigre de Hierro, un tiempo para el cambio, esperanza y renovación. 

Dice Doris que, la semana anterior a esta fecha, aprovechemos para desprendernos de todo lo que ya no sirva, para entrar en el nuevo año con los menos apegos posibles. Y yo me he desprendido de lo que no me valía, de las falsedades que contaminaban mi vida  y comienzo con cambios, con millones de esperanzas renovadas y con muchos proyectos.

Para no haberme comido las uvas a tiempo este año, no está mal, ¿verdad?

Feliz 2137!!!

4 comentarios:

alicia dijo...

Vaya, se me acumulan los eventos. Ese día tengo cumpleaños y ahora... año nuevo! Una nueva oportunidad para recomenzar. Gracias por la noticia!

nieve dijo...

Te felicito por ese comienzo de año tan bien pensado, soltando lastre de todo lo que amontonamos y no nos hace falta para nada, tanto a nivel sentimental como material.

Un abrazo.

elenaprieto dijo...

graciasa ti, alicia y a sabes, sin grandes apegos se ven las cosas más pequeñitas e importantes.
nieve, gracias, cómo has llegado hasta aquí, aunque con el frío que hace no es de extrañar...

Ozardamave dijo...

pues mira, no sabía que sería el año 2137 :) el 2136 no ha sido muy bueno para mi, así que todos los cambios son bienvenidos, además dicen que es el año donde la fortaleza prevarecerá. ¡¡Qué viva el Tigre, abajo el Buey!! Besitos