domingo, 25 de octubre de 2009

LA LUNA LUNERA

La Luna estaba llena de sorpresas. Redonda. Casi podía tocarla.


- ¿Luna?

- Lunera


La Luna bajó hasta la orilla y comenzó a menguar en el agua. Chiquitita, chapotea, la Luna Lunera.



La Niña, perdida y sola, se acerca hasta la Ola y salta hacia la Luna.



- ¡Luna!

- ¿Niña?

- ¡Hola, Luna Lunera!- gritó la Niña marinera



Y el Atún de Barbate que quería ser Bonito salió del agua al oirla. Quería jugar con la Niña y con la Luna Lunera. Saltó, bailó y se escurrió hasta la orilla y, otra vez, con la Luna y con la Niña, vuelta a ser Atún.



- ¡Atún!

- ¿Niña?

- Luna



Y la Luna de Barbate, la Niña Bonita y el Atún Lunero se lo pasaron en grande con las estrellas del cielo.

a Jimena

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No podias haber elegido personaje mejor... LA LUNA. Cada noche la despido con un beso desde mi ventana y ya casi pronuncio su nombre, entre nosotras existe mágia y nos miramos, nos reimos, nos pensamos... GRACIAS Prietillo.
Jimena

Ana dijo...

si tengo una nena (algún día, no te asustes) se llamará luna. por ti, por esto. por los atunes y los bonitos y por el mar gaditano.

elenaprieto dijo...

sí, sí, luna y mateo. sobrina que sabe a mar, que sabe a cielo, que sabe a poniente y a levante, que sabe a anita y a fer y a mateo. Florencia es buen lugar para disfrutar de la luna lunera